jueves, 26 de noviembre de 2015

UN AMIGO ESPECIAL

Por la mañana me había comentado María, que tenía un conejito en casa. Le dije que a ver cuándo lo traía al colegio. Pues dicho y hecho, a la tarde nos lo trajeron al cole para que todos los niños pudieran verlo y el que quisiera cogerlo. ¡Vaya caritas!









No hay comentarios:

Publicar un comentario